fbpx

Razones para mantener tu tarjeta de crédito activa

BLOG INMOBILIARIO

Reproducir vídeo
* Te invito a ver el video completo

Cerrar una tarjeta de crédito es como romper un lazo especial. Aquí te revelaré las razones emocionales que te harán pensar dos veces antes de dar ese paso:

1. El Vínculo de la Historia Financiera:

Cada tarjeta de crédito guarda contigo una historia financiera única. Cada compra, cada pago a tiempo, es un capítulo que construye tu historia crediticia. Al cerrarla, rompes ese lazo con tu pasado financiero.

2. Celebración de Logros:

¿Recuerdas cuando obtuviste esa primera tarjeta? Cada límite de crédito alcanzado, cada deuda pagada, es motivo de celebración. Mantener la tarjeta es como mantener un álbum de logros financieros, una evidencia tangible de tus victorias.

3. Relación de Confianza:

Tu tarjeta de crédito es un compañero de confianza en tus transacciones diarias. Al cerrarla, cortas esa relación de confianza construida a lo largo del tiempo. Es como despedirse de un amigo leal.

4. Elevando tu Puntuación Crediticia:

Mantener tarjetas de crédito abiertas contribuye positivamente a tu puntuación crediticia. Cada tarjeta es como un superhéroe trabajando en conjunto para elevar tu perfil crediticio. Cerrarla podría debilitar el equipo.

5. Oportunidades de Recompensas:

Muchas tarjetas ofrecen programas de recompensas. ¿Recuerdas esas millas que acumulaste para ese viaje soñado? Al cerrar la tarjeta, renuncias a futuras oportunidades de disfrutar de esos beneficios.

6. Impacto en la Diversidad Crediticia:

La diversidad en tu cartera de crédito es como un jardín variado. Cada tarjeta aporta un matiz diferente a tu historial crediticio. Cerrar una tarjeta puede afectar esa diversidad, dejando tu jardín menos floreciente.

7. Efecto en la Proporción de Crédito Utilizado:

Cerrar una tarjeta puede impactar tu relación entre el crédito utilizado y el total disponible. Mantenerla abierta contribuye a mantener un equilibrio saludable, algo que las agencias de crédito ven con buenos ojos.

8. Paz Mental en Casos de Emergencia:

En situaciones inesperadas, tener una tarjeta de crédito disponible puede ser un salvavidas. Cerrarla puede privarte de esa red de seguridad financiera en momentos de necesidad.

9. Preparado para Cambios en el Futuro:

La vida está llena de cambios. Mantener tarjetas abiertas te brinda flexibilidad para adaptarte a situaciones inesperadas, como mudanzas o cambios laborales.

10. Un Acto de Optimismo Financiero:

Mantener una tarjeta de crédito abierta es un acto de optimismo hacia el futuro. Es una expresión de confianza en tu capacidad de manejar responsablemente el crédito y construir un camino financiero sólido.

En resumen, cerrar una tarjeta de crédito va más allá de números. Es un gesto emocional que impacta tu relación con el dinero y tu historia financiera. Antes de dar ese paso, reflexiona sobre el vínculo emocional que tienes con tu tarjeta y evalúa si cortar ese lazo es realmente necesario. 🌟

Suscríbete a mi newsletter

Para que recibas información importante constantemente de cómo progresar e invertir en Estados Unidos.